domingo, 16 de febrero de 2014

Una noche de amor




Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Una noche de amor

Una cita. Las diez. Un restaurante.
Un rincón en el fondo. Una balada.
Y nosotros sentados a una mesa
con dos velas, dos copas, dos miradas.

Ofreciendo los ojos a los ojos,
hicimos que la noche se llenara
de burbujas de vino y de silencio,
de sonrisas en labios de manzana,
de erupciones de piel interminables
y bocas en ausencia de palabras.

Salimos a bailar y, al abrazarnos,
lo hicimos con la fuerza de las brasas.
Como juego de manos, mil caricias,
como hiedras del cuerpo, dos tenazas,
y por hilo de amor un sentimiento
sin resquicios ni grietas ni distancias.

Desgranando los besos como espigas
recorrimos la noche hasta gastarla.
Una luna muy alta nos bendijo
y empujó nuestros cuerpos hacia el alba.

Del libro Poecanciones de amor (2013)

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

6 comentarios:

  1. Precioso poema!
    Preciosa noche de amor!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Ángela: y veo que has podido acceder finalmente. Gracias por tu generosa opinión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sí, fue perfecta, Marisol: creo que todos hemos tenido algunas parecidas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola, Nieves: la que cuenta este poema es una historia cierta. Además de inolvidable, por supuesto. Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar