domingo, 19 de abril de 2015

Memorias de la noche

Muelas de los Caballeros, foto de Fernando Medrano

Memorias de la noche

Habitamos el círculo
de luz que nos depara el fuego
y, haciendo corazón
de la alterada sangre,
invocamos las íntimas alondras
que, al pairo del amor,
sobrevolaron espacios de familia.

Y libamos la miel
de la palabra antigua
sobre un tronco de paz
que maduró en el roble: ese
roble que habita mi dolor
y los paisajes lentos del otoño.

Con la forma del humo,
una nube de ausencias
se posa en el tamiz de la pupila
y a los ojos ascienden
atanores de lágrimas y tiempo.
                     
Llueve.
Y la tierra se empapa de esta lluvia
espesa que humedece la raiz
de los cultivos, y las ramas
sin lustre de este árbol
triste de carne y de sequía.

La mañana es de paz
y huele a ozono.
Los rayos del amor
han sembrado cristales
en las hojas maduras de los robles.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

2 comentarios:

  1. Ignoro la razón por la que este poema, en su momento, se cayó del libro "Hojas lentas de otoño". Y, sin embago, no me cabe duda de que el error fue mío. Ahora lo ofrezco aquí, como primicia, tratando de acercarlo al redil... (Nota del 2002, cuando fue publicado en Paisajes Literarios)

    ResponderEliminar
  2. Nota sobre el título.

    Recientemente se ha publicado un libro de poemas del Mexicano Ricardo Bogrand, cuyo título es "Memorias de la noche". Se trata de un libro de poemas revolucionarios, circunscritos a los 200 años de la lucha por la libertad y a los tiempos que vive la República Mexicana. De modo que, salvo esa conincidencia en el título, no tiene nada que ver con este poema, que se ciñe a una noche más cercana en el tiempo, más íntima, y a un pequeño rincón de la Carballeza Zamorana que se llama Muelas de los Caballeros. Dicho quede (Nota del 23-10-2010)

    ResponderEliminar