domingo, 18 de diciembre de 2016

Luna de Nochebuena


Chimenea en Muelas de los Caballeros, Zamora. Foto F. Medrano

Luna de Nochebuena

Por el hueco estrecho
de la chimenea,
se coló la luna
de la Nochebuena.

Esparció sus rayos
por la casa entera,
pero nadie había
que pudiera verla.
Recaló en los cuartos,
traspasó las puertas;
pero no vio nada,
nada, sino pena.

Polvo en los escaños,
polvo en la alacena,
polvo en la tarima
del hogar sin leña.

Y la luna triste
de la Nochebuena
preguntó a las cosas
la razón cuál era.

Pero ¡ay! las cosas,
tan calladas ellas,
se quedaron mudas
tras su polvoriencia.

En la luz difusa
de la aurora, mientras,
se perdió la luna
de la Nochebuena.

Y quedó en la casa
su constante piedra;
fría, como siempre;
sola, pero bella.

Del libro Tierra conmovida (1987)
Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

2 comentarios:

  1. Muchas gracias, Marisol: en España, a partir de los años 60, empezaron a quedar muchas casas vacías como consecuencia de la emigración. Ahí hay que situar el poema. Un abrazo

    ResponderEliminar